Empezar a practicar Yoga

Probablemente llevas tiempo pensando en que te gustaría practicar Yoga. Aún no sabes muy bien porqué pero algo, quizá escuchando a amigos, quizá recibiendo demasiados mensajes a la vez acerca de los beneficios y bondades del Yoga, te ha llevado a plantearte esta cuestión y una luz se ha encendido en tu interior. Si estás en este punto mi intención es animarte a comenzar.

Quizá tu mente te haya mandado mensajes como no soy flexible, no tengo agilidad, nunca llegaré a ponerme una pierna detrás de la cabeza… Déjame decirte algo: tranquila, ese no es el objetivo, de hecho, quizá suene inquietante, pero, no hay objetivo. El objetivo eres tú, tú eres tu maestro, tu fuente y tu límite, y desde ahí tu cuerpo irá encontrando el camino de la sabiduría innata de que dispone para ir avanzando en el proceso de práctica de Yoga que desees realizar.

 

Yoga en casa con Profe Particular

La práctica en nuestra propia casa con un profe particular es un muy buen método de inicio en esta disciplina no solo física si no de integración de nuestro ser, nuestro cuerpo y nuestra mente. La práctica individual con un profesor dedicado a nosotros puede ayudarnos a desbloquear limites o barreras relacionados con posibles exigencias derivadas de la práctica en grupo. Nos permite además llegar a un mayor nivel de profundidad centrando toda nuestra atención en nosotros mismos contando ademas con el 100% de un profesor cualificado que vela por nuestra integridad postural y el cuidado con esmero de cada pequeño o gran ajuste necesario para asegurarnos una práctica enriquecedora a la vez que segura desde un punto de vista anatómico (siendo sensibles a nuestros huesos, músculos, articulaciones, tendones, ligamento y órganos)

 

Aportes y beneficios Yoga Dinámico

Te dejo a continuación mi redacción personal sobre los aportes y beneficios del metodo en que me he formado profesionalmente. Espero que te lleguen tan directa y claramente como sea posible, deseando que te animen a comenzar esta bella práctica:
– Reestructuración y reeducación postural a través del trabajo de alineamiento corporal

– Mejora de la coordinación y la propiocepción del propio cuerpo en el espacio y del equilibrio en el movimiento

– Prevención y tratamiento de patologías motoras relativas a la integridad de la columna vertebral (dolor cervical, dorsal, lumbar, tensiones musculares, artrosis, escoliosis)

– Relajación del sistema nervioso central a través de la integración de la respiración en el movimiento

– Alivio de situaciones de estrés y tensiones físicas derivadas del mismo

– Mejora de la concentración

– Mejora de la flexibilidad y capacidad de rango de movimiento, articular y muscular, ampliando así nuestros propios límites internos

– Mejora de la autoconfianza y reconexión con nuestro propio centro energético. Ampliando nuestro espacio interno vivimos con mayor amplitud lo que viene de afuera

– Invitación a encontrar un modo de vivir más suave, sutil y consciente, sensible a las sensaciones, más allá de las percepciones de la mente